Ya hemos hablado en nuestro blog de qué deberíamos llevar con nosotros cuando hacemos senderismo en otoño y también en verano. Hoy hablaremos de las particularidades de practicar trekking en primavera, y cuál es el equipo indispensable que deberíamos llevar en nuestra mochila, y también la mejor forma de vestirnos para que el tiempo traicionero de la primavera no nos pille por sorpresa.

 

Primero de todo: prepárate la ruta

Este consejo no cambia en ninguna época del año. Es importante que te enteres de la previsión del tiempo de la ruta de senderismo que quieres realizar en primavera, y con qué podrías encontrarte. Por un lado, porque, aunque los meses primaverales son más soleados, también siguen siendo fríos y a veces, pueden venir tormentas de lluvia repentinas. Por eso, es significativo saber el estado de los caminos: ¿embarrados por la lluvia? ¿ambiente húmedo? ¿restos de nieve? – todo esto influirá en la ropa y equipo que lleves contigo.

Recuerda también preparar tu mapa (en papel o con GPS digital, lee más aquí sobre diferentes opciones) y de decirle a alguien cuál es tu plan (horario, ruta, etc.) por si surgiera algún imprevisto.

 

¿Qué calzado de trekking debes llevar en primavera?

En los meses primaverales los caminos suelen todavía estar muy húmedos debido al derrite de la nieve y a la lluvia, así que encontrar caminos enfangados y resbaladizos es normal. Lo ideal es que lleves botas de trekking con suelas dentadas / tachonadas, para tener buen agarre y evitar resbalones. Que tengan la caña hasta el tobillo te permitirá mejor sujeción y evitará el riesgo de torceduras. Si hay humedad o suelos mojados, llevar calcetines de lana te ayudarán a mantener el pie caliente pues es impermeable.

 

¿Qué ropa llevar para hacer senderismo en primavera?

Aunque a mediodía puede calentar el sol, es probable que todavía te encuentres con temperaturas bajas a primera hora de la mañana y por la tarde. Así que puedes llevar una camiseta térmica debajo de un jerséi no muy grueso, junto con una chaqueta impermeable por si hay humedad o lluvias. Hay pantalones largos de trekking muy ligeros pero que también son repelentes de la humedad y el agua. La colección de Sphere Pro que tenemos en nuestra tienda, además, no sea fabrican con PFC, un componente altamente tóxico empleado en otras marcas. Puedes llevar también un tubular de cuello por si hace viento, y una gorra por si hace mucho sol.

 

¿Qué debería llevar en mi mochila para hacer trekking en primavera?

No te olvides de llevar suficiente agua, pues siempre hay que estar hidratados aunque no haga calor. Los zumos son buenos aliados también porque llevan vitaminas y azúcares, para recuperarse si tienes un mareo o estás muy cansado. Lleva fruta de temporada, son una buena fuente de energía, no llevan envases contaminantes y ocupan poco espacio.

No deberías olvidarte de un kit de primeros auxilios con alcohol, gasas, tiritas y algunas medicinas básicas. Dada la situación de pandemia en la que vivimos, recuerda tener contigo gel hidroalcohólico y tu mascarilla para cumplir con las normativas que apliquen en la zona que hagas senderismo, si cabe.

Una navaja suiza y cordel pueden ser tus mejores aliados en situaciones complicadas. La crema de sol siempre es buena idea cuando se va a la montaña, porque aunque no haga calor, si el día es luminoso podemos quemarnos igual. Y no te olvides de una bolsa de basura para recoger tus desperdicios, pues la montaña no es un vertedero.

 

En resumen…

En tu mochila deberías llevar:

  • Gorra y braga de cuello
  • Chaqueta impermeable
  • Crema solar
  • Agua fresca
  • Comida suficiente, fruta de temporada
  • Kit de primeros auxilios y tu medicación habitual
  • Herramientas como navaja suiza y cordel
  • Móvil con batería llena y batería externa
  • Mapa en papel o GPS
  • Gel desinfectante y mascarilla
  • Bolsa para la basura
  • Calcetines de recambio, por si se te mojaran los pies.

Tu equipo debería ser:

  • Calzado adecuado (transpirable, impermeable, que sujete el tobillo y con suela con agarre)
  • Chaqueta impermeable, por si hay humedad, niebla o lluvia
  • Pantalones de trekking largos, impermeables y frescos.
  • Camisetas de trekking, transpirables y resistentes
  • Jersey o sudadera, mejor de lana que aísla de la humedad
  • Calcetines de lana, mejor altos para evitar rozaduras de las botas