Quedan ya pocas semanas de verano, y todavía tienes tiempo de hacer alguna escapada por España. ¿Qué tal visitar alguno de los preciosos embalses, ríos y costas en los que podrías practicar deportes acuáticos como el Kayak? Es una actividad tranquila que se puede realizar a nivel aficionado, en pareja, con familia o amigos, y te permite conocer nuestra hermosa geografía de forma diferente. ¡Aquí tienes nuestras recomendaciones!

 

Congost de Mont-Rebei, entre Huesca y Lérida

El río de la Noguera Ribagorçana atraviesa el Montsec y crea un precioso congosto lado a lado de 7 kilómetros con un paisaje inigualable en nuestro país. Casi salido de una película, podrás realizar kayak por Mont-Rebei durante unas 4h con aguas muy tranquilas, admirando sus altos desfiladeros y algunas joyas de arte románico. Aunque en los últimos años se ha popularizado algo más, su relativa lejanía de grandes ciudades hace que no esté masificado. Se puede realizar con niños. Además de navegar en Kayak, puedes optar por realizar algunas de sus espectaculares rutas a pie en los puentes (naturales o de madera) que hay construidos en sus paredes.

 

Río Ulla en Galicia

La mejor forma de combatir el calor veraniego es viajar hasta el norte cantábrico de nuestro país. Además de la deliciosa y abundante gastronomía pesquera que puedes deleitar, ¿por qué no aprovechas para hacer una ruta en Kayak por el Río Ulla? Con un total de 132 kilómetros, hay tramos para todos los niveles. Navegarás entre los preciosos bosques gallegos de robles, alisos, sauces y fresnos, y podrás observar patos y garzas. Una vista espectacular es cuando la ruta pasa por el Puente de Gundián. Si es tu primera vez, el tramo último hasta la desembocadura del Arosa es tranquilo y perfecto para iniciarte. Infórmate con la compañía de Kayaks de cuál es la mejor opción si viajas con niños.

 

Parque Natural del Cabo de Gata, en Almería

También se puede practicar kayak en el mar, y qué mejor lugar para hacerlo que en el hermoso Cabo de Gata, para disfrutar de cerca del Arrecife de las Sirenas y el famoso faro que corona el cabo, además de su paisaje su curioso volcánico. Puedes combinar el kayak con el esnórquel y descubrir por qué la zona está protegida: un rico y colorido fondo marino te aguarda para sorprenderte, sintiendo que estás en un pequeño paraíso. También es una buena forma de llegar a las secretas calas inaccesibles que pueblan el cabo, y disfrutar de la playa con tranquilidad.

 

La ruta Fenicia, en Murcia

Aviso a navegantes, esta ruta es recomendada para aquellos que ya tengan más experiencia. Va desde el Mar Menor hasta el puerto de Cartagena, y dura unas 48h. Son 50 kilómetros de recorrido, algunos de ellos por mar abierto, aunque la Costa Cálida es tranquila, y podrás disfrutar de su pequeña red de islitas y playas vírgenes y difícilmente accesibles si no es por mar. Así que es mejor estar preparado, hacerlo en compañía y siempre asegurándose con profesionales de si la climatología acompaña. Entre finales de mayo e inicio de junio se suelen congregar los aficionados al kayak para realizar la ruta juntos, es todo un espectáculo. Se pasa la noche en una preciosa playa virgen.

 

Los Gigantes, en Tenerife

Si te vas de vacaciones a Tenerife, la mejor forma de disfrutar de los acantilados de los Gigantes es con una ruta en Kayak. Si bien también hay opciones para todos los niveles, puesto que las aguas son tranquilas, hay que informarse bien y mejor ir con guía. Para los más avanzados, pueden disfrutar de algunas de las pendientes Acantilado de los Gigantes, todo un desafío para los veteranos del kayak. Además, existen paquetes de compañías que realizan rutas de ida en Kayak y vuelta en barco, por zonas en las que puede haber avistamiento de ballenas y delfines. Una oportunidad única si te encuentras en las Islas Canarias.

 

¿Te animas a recorrer España en Kayak? ¿Conoces otros lugares que vale la pena visitar practicando este deporte acuático? ¡Explícanoslo!