Empieza el buen tiempo, y pronto subirán las temperaturas. Si eres de los que practica deporte en el exterior, seguramente intentarás ajustar tu horario para evitar las horas de más calor. Aunque a veces no es posible por las razones que sea. Si vas a salir a practicar deporte con mucho calor, ten presente que hay varios riesgos. Uno de los más importantes es la deshidratación, pero también los golpes de calor. Hoy hablamos de como prevenirlos, y en el caso que pudieras estar sufriendo uno, saber qué hacer.

 

¿Qué es un golpe de calor?

La exposición prolongada a altas temperaturas puede dar pie a este trastorno por exceso de calor en el cuerpo, y que puede provocar graves daños en órganos vitales, o incluso la muerte. Puede darnos sin practicar deporte, pero al añadir una actividad física intensa o un esfuerzo físico importante, el riesgo incrementa.

 

Síntomas del golpe de calor

Principalmente aumenta la temperatura corporal a 40ºC o más, alterando la sudoración y estando la piel caliente y seca al tacto, además de enrojecida. También la deshidratación y la respiración acelerada (en un contexto en el que normalmente no estarías así, a pesar del esfuerzo físico) son síntomas para tener presente. El problema de esto es que, al combinarse con deporte, puede ser más complicado de darse cuenta, también porque estamos sudando y las sensaciones cutáneas antes mencionadas pueden ser más ambiguas.

Además, si empiezas a sentir mareos, falta de claridad mental, desorientación o mucho cansancio, no deberías seguir forzándote. También cuando empieces a sentir dolor de cabeza, taquicardia o ganas de vomitar.

 

Como evitar un golpe de calor

Lo ideal es, en la medida de lo posible, ajustar tu rutina de entrenamiento a las horas de menos calor, y siempre comprobar la previsión meteorológica para planificarte bien, especialmente en verano. Si no se pueden evitar las horas de más sol (mediodía y primeras horas de la tarde), realizar una actividad física más moderada.

La ropa también es una gran ayuda. Utiliza ropa térmica de verano, que permita transpirar, con colores claros y que sea holgada. En Dinamic Shop tenemos nuestra colección de ropa de running y trekking de verano que seguro te será útil. Accesorios como gafas de sol y gorras son tus grandes aliados, y no te olvides de la protección solar, para la piel y evitar quemaduras (y futuros posibles casos de cáncer de piel o similares).

Y sobre todo, recuerda hidratarte, mucho. Antes de empezar, durante y cuando finalices. Bebe agua aunque no tengas sed, intenta obligarte a tomar sorbos periódicamente.

 

Qué hacer si sientes que estás teniendo un golpe de calor

A la mínima sospecha de estar sufriendo un golpe de calor, cualquier anomalía que sientas en tu rutina de ejercicio, es mejor parar y si es necesario, pedir ayuda. No intentes forzar la máquina pensando que es solo un mal día. Créenos, más vale parar a tiempo, porque como ya hemos dicho, un golpe de calor puede ser no solo un mareo o vomitar, también es mortal y cada año se lamentan pérdidas por esto.

Durante un golpe de calor hay que actuar muy rápido, así que busca a quién sea que tengas cerca (mejor practicar deporte en compañía, o si no, por áreas con afluencia de gente) para llamar a emergencias. Intentar ponerte en una zona en sombra, con los pies en alto y si cabe intentar enfriarse con una toalla mojada, un cubo de agua, una bañera. También empezara beber poco a poco, y si es alguna bebida isotónica para recuperar sodio, potasio y otros minerales, mucho mejor.

Recuerda que ahora hay muchos dispositivos tecnológicos a parte del móvil que pueden ayudarte a monitorizar tu rendimiento, e incluso avisarte si ven algo anómalo, a ti y a tus familiares, o a los servicios de emergencia. Si vas a salir a practicar deporte solo, intenta hacer uso de ellos, para tu tranquilidad y los de los que te quieren.