La mayoría de senderistas prefieren la primavera y el otoño para realizar rutas de trekking, debido a los climas más temperados y a la belleza del paisaje durante los cambios de estaciones. Pero hacer rutas de senderismo en invierno también tiene su encanto, debido a algunos fenómenos naturales que solo se dan en esta época. Puedes descubrir rincones que normalmente están muy masificados, o que brillan diferente gracias al sol invernal, que está más bajo y crea escenarios de luz muy mágicos. ¡Te damos algunas ideas!

Foto de Alfonsoyamigos.es. Lee más sobre Pozo de las Nieves en su blog.

La Sierra de Guadarrama es muchas veces un secreto por descubrir para muchos senderistas. En ella puedes realizar la ruta senderista de unos 5 kilómetros del Pozo de la Nieves por sus montes y valles, los cuales se usaban tiempo atrás como neveros. Por este motivo, el mejor momento para descubrir la zona es invierno. Es de dificultad baja y apta para toda la familia (un desnivel de 200 metros), lo que es importante para la temporada invernal (que es cuando puede haber accidentes graves por ventiscas o nevadas). La ruta puede empezarse en el apeadero de Camorritos en Cercedilla, e incluir una de las cascadas más bellas y caudalosas en invierno (por la nieve) de Guadarrama.

 

 

Ruta por las Trincheras del Valle Perdido (Murcia)

 

Foto de Acclivis. Puedes leer más sobre las Trincheras del Valle perdido en su blog

Aquellos que gusten de incorporar elementos históricos a sus rutas de senderismo, disfrutarán como nadie de esta propuesta de 10 kilómetros a través de las trincheras de guerra del Valle Perdido, en Murcia. Es una ruta sencilla (con un desnivel de 500 metros y de tipo circular), en el que todavía hoy siguen apareciendo más hallazgos de la historia de la Guerra Civil Española. Por ahora, se pueden contemplar más de 10 trincheras y 3 refugios, un nido de ametralladoras, viviendas o polvorines, entre otros. Y como colofón, puedes incluir a tu ruta senderista el castillo de Portazgo, también en la zona.

 

Ruta de los Bufones de Pría en Llanes (Asturias)

Bufones de Pría en Asturias, foto de turismoasturias.es

 

Que no te sorprenda esta propuesta de ruta por la costa norte porque, aunque pueda parecer que las rutas más bellas en invierno son a través de bosques y montañas, los Bufones de Pría te cautivarán. En invierno llega el viento a la costa cantábrica y con ello, un espectacular oleaje que impacta contra el paisaje rocoso de la zona, y que provoca este fenómeno natural difícil de ver en otras ocasiones. Los bufones ocurren por la erosión del mar y lluvia en la roca caliza, creando grietas y chimeneas que conectan el mar con la tierra. Cuando el choque del oleaje provoca expulsión de aire comprimido en las galerías, así que con oleaje fuerte se expulsan chorros de agua con gran presión y altura. Por eso, si decides deleitarte por este paraje en sus 12 kilómetros de recorrido, aunque es accesible, recuerda tomar precaución y distancia con los bufones.

¿Tienes más recomendaciones para rutas de senderismo en invierno? ¡Compártelas con nosotros!